×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
22 Mayo 2020 04:05:00
Prueba de fuego
Escuchar Nota
Mientras el país lucha a brazo partido contra el coronavirus y la economía resiente los efectos del paro forzoso por la pandemia, los engranajes de la política no se detienen. El Instituto Nacional Electoral (INE) pospuso los comicios en Coahuila (diputados) e Hidalgo (ayuntamientos), previstos para el 7 de junio, mientras pasa la emergencia sanitaria. Empero, desde hoy, tirios y troyanos centran su atención en 2021 cuando, además del Congreso federal, se renovarán 15 gubernaturas, la mayoría de las legislaturas estatales y el 94% de los cabildos, entre ellos los 38 de Coahuila.

Las elecciones intermedias serán cruciales para el futuro de México. Luego de dos años de confrontación entre Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y el establishment dueño del poder en el último siglo, las votaciones tendrán carácter plebiscitario. Si el líder de izquierda conserva la mayoría en la Cámara baja y Morena sienta su bandera en un mayor número de estados, legislaturas locales y municipios, el proyecto político y social de la Cuarta Transformación seguirá adelante con el aval de las urnas. Pero si AMLO pierde el Congreso, el país volverá a tener un gobierno dividido y la posibilidad de acotar al Presidente.

La concurrencia de procesos el 6 de julio de 2021 para elegir 500 diputados federales, 15 gobernadores y 2 mil 324 alcaldes le da ventaja a AMLO. Haber ganado la presidencia en 31 estados y que Morena encabece hoy las preferencias podría generar, como en 2018, un voto en cascada y permitirle retener la mayoría legislativa. Sin embargo, el desgaste de dos años y medio de gobierno y la profundización de la inseguridad y la pobreza, agravadas por el retroceso económico y el desempleo, podrían cobrarse en las urnas. También falta ver cómo saldrá México de la emergencia sanitaria por el Covid-19. En Estados Unidos, el mal manejo de la crisis tiene en vilo la reelección de Donald Trump.

El Gobierno podría amortiguar el impacto con los programas de apoyo a jóvenes, adultos mayores y grupos vulnerables. La cuestión es si el desplome de la recaudación fiscal y los ingresos petroleros por la recesión mundial, derivada de la pandemia, le dará margen para mantener el gasto social en los mismos niveles. AMLO se resiste a suspender proyectos juzgados por sus críticos como no estratégicos ni rentables -el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y el aeropuerto de Santa Lucía- a los cuales se destinan presupuestos ingentes.

La presión de los grupos antagónicos al Presidente -públicos y encubiertos- aumenta según se acercan los comicios más grandes y complejos, solo después de los generales. El proceso iniciará en octubre próximo, para lo cual solo faltan cinco meses. El primer domingo de julio de 2021, el país renovará el Congreso federal y 28 estados elegirán autoridades locales. Morena gobierna solo en uno de ellos: Baja California, después de 30 años de administraciones panistas. Jaime Bonilla fue nombrado para dos años, pero la legislatura local amplió el periodo a cinco, por encima de la Constitución. El 11 de mayo, la Suprema Corte anuló la «ley Bonilla» por fraudulenta.

La mayoría de los estados donde se elegirá gobernador conocen la alternancia, excepto Campeche y Colima. Morena gobierna actualmente seis entidades: Ciudad de México, Veracruz, Puebla, Tabasco, Chiapas y Baja California; el PRI, 11; PAN, 10; PRD, Movimiento Ciudadano y Encuentro Social, una cada uno. Nuevo León tiene el único mandatario independiente; un completo fiasco, por cierto.
Imprimir
COMENTARIOS