×
Rubén Aguilar Valenzuela
Rubén Aguilar Valenzuela
ver +
Rubén Aguilar Valenzuela. Licenciado en Filosofía, Maestro en Sociología y Doctor en Ciencias Sociales. Presidente Ejecutivo de Afan y Asociados, S.C. Es profesor de Ciencias Políticas y de Comunicación en la Universidad Iberoamericana. Fue Coordinador de Comunicación Social y portavoz de la Presidencia de la República (2004 al 2006) y también de la Secretaría Particular del Presidente (2002 al 2004). Ha sido consultor de UNICEF, UNESCO, OEA, PNUD, BID, BM, UE y agencias de cooperación de Holanda, Alemania y Estados Unidos. En México del IMSS, DIF-Nacional, INI, la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno de la Ciudad de México y de la Coordinación Presidencial para la Alianza Ciudadana. Fue editor de la revista Cuadernos del Tercer Mundo. Editorialista de El Universal (México), El Financiero (México) y articulista de las revistas Estrategia y Proceso. Actualmente su columna se publica dos veces por semana en El Economista (México) y una veintena de periódicos de los estados. Escribe mensualmente en la revista Etcétera temas de comunicación política. Es autor de quince libros. Los más recientes: La comunicación presidencial en México 1988-2012 en colaboración con Yolanda Meyenberg Leycegui (2015), Los saldos del narco: el fracaso de una guerra, en colaboración con Jorge Castañeda (2012), y La Sociedad Civil en México (2012).

" Comentar Imprimir
12 Agosto 2020 04:04:00
La solidaridad de las remesas
Escuchar Nota
En el primer semestre de 2020, las remesas de los mexicanos en el extranjero sumaron 19 mil 274 millones de dólares un crecimiento del 10.60% en relación con el primer semestre de 2019, según el Banco de México (BM).

El 96% de las remesas proviene de Estados Unidos y de enero a junio se realizaron 57.38 millones de operaciones de envío con un promedio de 336 dólares. El crecimiento de estas fue del 5.55% y del monto de 4.53% con relación al primer semestre de 2019.

El Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla) sostiene que el envío histórico de las remesas es un dato “muy favorable” ante la realidad de la economía de Estados Unidos y la situación de los migrantes producto de la pandemia del Covid-19.

Esto se hizo posible por los programas de ayuda del Gobierno de Estados Unidos a sus ciudadanos, para enfrentar el desempleo. Y porque los apoyos a los hogares en muchos casos han sido superiores al ingreso que normalmente reciben por su trabajo.

La tercera parte de los migrantes mexicanos que envían remesas son ya ciudadanos de Estados Unidos y esto les posibilitó el acceso a programas federales y de los estados en los que residen. Esto es lo que ha permitido mantener el envío constante de remesas.

Los migrantes en esta crisis decidieron solidarizarse todavía más con sus familiares al conocer su situación en México derivada del mal manejo que se ha hecho de la economía en medio de la pandemia. Lo que no hizo el Gobierno sí lo hicieron los migrantes.

Las proyecciones de Cemla es que de no presentarse en un futuro interrupciones significativas de la economía de Estados Unidos, el empleo de los mexicanos seguirá mejorando y con ello la posibilidad de enviar más remesas a sus familias en el país.

Por eso se estima que en los próximos años en México, Centroamérica y el Caribe continúe la evolución positiva que han tenido las remesas que ha demostrado una gran resistencia a diversos vaivenes de la economía en Estados Unidos.

En México son 1.65 millones de familias que de manera constante reciben remesas. En este primer semestre por la depreciación del peso frente al dólar sus ingresos se incrementaron en 27.9 por ciento.

Al primer semestre de 2010 el monto de las remesas fue de 10 mil 536 millones de dólares; en 2012 de 11 mil 672 millones de dólares; en 2015 de 11 mil 990 millones de dólares; en 2017 de 14 mil 633 millones de dólares y en 2018 de 16 mil 337 millones de dólares.

De los últimos diez años, con relación al año anterior, solo hubo una caída de las remesas en 2010 con -5.60 por ciento. A partir de ahí, el crecimiento ha sido sostenido: en 2012, 5.98%; en 2015, 4.14%; en 2017, 10.94% y en 2018, 11.64%, el más alto.

Imprimir
COMENTARIOS